miércoles, 7 de enero de 2009

Miguel Gómez Losada (foto izq.)

Tras realizar el curso monográfico de dibujo artístico en la Escuela de Artes y Oficios Mateo Inurria de Córdoba, en el año 1992 obtiene la licenciatura de Bellas Artes en la especialidad de pintura por la Facultad Santa Isabel de Hungría de la Universidad de Sevilla.

A mitad de camino entre la figuración y la abstracción, Gómez Losada tiene un modo de aproximarse a la realidad que debe ser calificado de "mágico". Unas breves líneas y unas parcas notas de color sirven al pintor para dar una idea sumaria, bien que acertadísima, del modelo objeto de atención.

Los puentes, los ríos, las ciudades que amanecen tras sus cendales de niebla o sus pátinas vesperales. Temas estos que Gómez Losada somete a un proceso de decantación para quitarles cuanto puedan tener de "asunto" a fin de dejarlos reducidos a su esencialidad primaria. Importante aportación la suya al paisajismo, que nada tiene en su modo de convencional. Pintor, por tanto, en la onda del nuevo realismo mágico, de la nueva realidad, de la realidad otra.

A Angel L. Pérez Villén: "El territorio al que nos traslada sus paisajes no es un ámbito natural sino civilizado. Esta elección condiciona no sólo una determinada iconografía, también afecta a los mecanismos de producción de sentido que operan en su obra".

No hay comentarios: