domingo, 28 de diciembre de 2008

Guillermo Alvah


No sabemos qué ingenua estructura tomaron los astros cuando un profesor de historia de la Universidad de Cádiz bastante madurito ya, se enamoró de una alumna suya, de ascendencia inglesa, 16 años más joven que él y se les ocurrió la dadaísta idea de la boda para un caluroso septiembre de 1986.

De aquella unión insólita que no fue fruto de ningún aprobado fácil, vino al mundo el 4 de febrero de 1988 Guillermo Alvah, para las malas compañías y algunas buenas también.

Empeñado en cantar casi cualquier cosa que llegara a sus oídos, y en leer casi cualquier cosa que llegara a sus manos, pisa escenario por primera vez a la excesivamente tierna edad de 6 años ( se sabe los vastos problemas mentales de los niños precoces en el mundo del espectáculo ) , aunque sus comienzos reales vienen de la mano de ilustres melenudos como los primeros M-Clan, Beatles, Stones, Pink Floyd, Leño o Fito y Platero y Tú, en los albores del verano del año 2003, decidiéndose a comprar una guitarra e intentar hacer algo con ella y siempre intentando unir música y poesía.

El destino dota de buenas cartas en los comienzos y lo pone en contacto con el maestro Paco Vela a la hora de mover los dedos en el mástil.

Las influencias se expanden abarcando a la mayoría de grupos internacionales de los años 60 y 70, el blues y el panorama rockero autóctono.

Aunque de creación fértil y desconcertante (por la inexactitud) desde muy pronto, podemos hablar de material real ya a finales de 2005.

Decidido a dotar de fuerza a las palabras a base de rock acústico, folk, country y blues, las figuras de Quique González, Bunbury, Solera, Los Rodríguez, Nacho Vegas, los M-Clan de raíz mas americana de Sin enchufe, The Byrds, o el maestro Dylan, se cuelan en la funda de su guitarra dándose la mano con historia de inspiración claramente beatnik, de amor vibrante o perdido, de calles ventosas y solitarias y caminos interminables donde nunca se pone el sol.

Alterna sus conciertos en solitario con actuaciones junto al poeta sevillano Borja de Diego en las cuales alternan sus cancioneros y poemarios respectivamente, haciendo un acto de comunión de la palabra, tanto recitada como cantada.

A parte de su creación de autor ha participado y/o colaborado en distintos grupos con mayor o menor brevedad como Doctor Virus, Black River, Tras la Barra, el grupo de poesía de vanguardia La Maraña, Dharma y algunos puntales del blues español.

Posted by Picasa

No hay comentarios: