sábado, 27 de diciembre de 2008

Alberto Guerrero

No sé si soy cantautor, aunque sé que me gusta cantar. Hacer canciones con mis letras y a partir de textos de otros, es algo que naturalmente me acompaña. Esto no tiene ningún misterio, la canción te llega un día, te dice que le gustaría salir por donde tú sales, y uno, pues, le abre camino lo mejor que puede. No hay ninguna metafísica en ello, es sencillo como beber agua.

He compuesto alrededor de 50 canciones, de las cuales unas 20 son parte de mi repertorio. Algunas nacieron al poner música a textos de poetas amigos, esto me atrae porque es un reto para mí y una sorpresa para el amigo. También me he acercado a poetas de otras épocas, buscando un diálogo con ellos a través de las canciones. Luego están las canciones de letra propia con una característica que las distingue de las otras y es que, sin música no son nada, o casi nada.

Me gusta hablar de música e interpretarla porque me gusta escucharla. Me interesa ahondar en lo que conozco aumentando lo conocido paso a paso. No soporto ciertas modas: confundir cultura con aristocracia, las canciones que son un cúmulo de florituras vocales y letras sentimentales, y algunas más que prefiero no recordar.

El Conservatorio fue una pesadez, qué difícil es sacarle una nota a un violoncello, y encima ese tono como de música con mayúsculas. Lo que me sorprende es el talento de algunos que son capaces de pasar muchos años allí y hacer buena música, eso es alucinante.

Lo que suelo escuchar es pop actual y de los 60 y 70, además de música antigua. En este momento lo que más me interesa es Tarik y la Fábrica de Colores y Nacho Vegas.

En la Fundación Antonio Gala aprendí a comprender el arte en un sentido amplio. La especialización es un aburrimiento. Tenemos que volver a humanizarnos, esto no quiere decir abarcar todas las disciplinas pero sí intentarlo en más de una, buscando la unión que hay entre ellas.

He realizado varias grabaciones: las primeras fueron en Radio Nacional de Córdoba, luego vino De verdad quieres volver (Córdoba 2016-Plurabelle), después la recopilación que hice con otros músicos de la Fundación Antonio Gala, Cuando digo futuro (Música del Claustro Alto), y por último la grabación que me autoedité recientemente y que contó con los arreglos de Fernando Vacas titulada nº3.

Ahora estoy tocando de nuevo con grupo(“Los Amigos de Juan Carlos) con los que vuelvo a sentir el placer de tocar en directo, aunque no tanto como quisiera , así que desde aquí envío este anuncio: Alberto Guerrero y los amigos de Juan Carlos desean trabajar. Nuestros amigos dicen que hacemos buena música. Los pobres van al cielo pero los miran mal. Llámenos, no se arrepentirá. Esto va en serio.

www.myspace.com/albertoguerrerounpocomas

Posted by Picasa

No hay comentarios: