viernes, 9 de octubre de 2009

José Luis Villalba participa dentro del RCA09


(AUTO)BIO-GRAFÍAS de El (eterno) Aspirante



Grafía 1 : nombre y apellidos

El (eterno) Aspirante





Grafía 2: muerte (el principio)
Definitivamente, deberíamos nacer viejos y acabar en la panza de mamá, aunque esto ya lo dijo alguien más y lo han pensado millones (vaya, empiezo "bien", con una idea plagiada).
Eso sí, el año que me toque morirme / espicharla / palmarla / me gustaría tener delante al menos a 2 personas aplaudiéndome y dándome palmaditas en la frente que, en esos momentos de estertores y flipadas mentales varias, yo entenderé sin duda como un “lo has hecho magníficamente, no sabes cuánto vamos a echarte de menos, chaval”. Por cierto, en mi muerte ideal no cabe lo indigno ni el dolor, lo cual demuestra un poco de ingenuidad por mi parte al pensar que todo va a ser, como dicen los anglos, so fucking perfect

Grafía 3: vida (el intermedio)

En todo el tiempo que me queda hasta ese principio-final, tengo pendientes unas cuantas de cosas de las que mantienen los motores encendidos del microbús que, como decía otro alguien, sólo cruza una vez esta breve y absurda comedia. Valdría, por ejemplo, con lograr de una maldita vez el verdadero equilibrio entre todas mis personalidades (1 menos que las del poeta Girondo, culpable de que haya tenido que cargar con todas ellas menos una -no diré cuál- desde que le leí por primera vez)

Grafía 4: obra (la de otros)

Todos los días me doy un baño, o una ducha al menos, de cuentos y cuentistas: por los oídos en forma de música, por los ojos y oídos en forma de pelis, series, documentales, o bien sólo por los ojos. Y hablando de ojos (¿ ?), tengo debilidad por los versos y los cuentos cortos, muy cortos, hasta cortísimos: Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí. (qué grande Monterroso)

Grafía 5: manías (infantiles)

Pues ninguna (re)conocida...A casi ninguna comida le hago ascos (excepto hígados, huevas y caviar); me gusta oler casi de todo (excepto por la mañana temprano): el olor del cuero mojado por ejemplo (el que llevo en la muñeca izquierda y se moja después de una ducha); no suelo fumar (tabaco), pero tampoco pertenezco a las hordas fundamentalistas antitabaco... Eso sí, según mi madre, durante mi menos tierna infancia, tenía estas manías (¿llamada a psicoanalista para una explicación?) : meter en el agua todo aparato que emitiera algún tipo de ruido, especialmente radios pequeñas; también, bajarle las mangas siempre que las tuviera subidas (curioso, una de las partes que más me seducen ahora son precisamente las muñecas y las manos, el antebrazo que se dice...)

Grafía 6: defectos (los confesables)

Pues ni un manojo de virtudes ni un humanoide defectuoso...especialmente me "pica" éste: (vaya, pues ahora no lo recuerdo ni lo encuentro)

Grafía 7: computadoras (por ir terminando)

Pues nada de frikadas, nivel usuario, aunque a veces no pueda evitar aconsejar y dar la vara a amigos y conocidos con respecto, al tema de alargar la vida de la batería del portátil: "no la tengas puesta mientras está enchufado en la corriente”, “búscale unos soportes –unas cintas de audio de las antiguas valen- para que no toque la mesa y pueda respirar”. Frases que reconozco no siempre oportunas, y más en quienes (como yo en más de una ocasión) no pretenden alargar la vida del ordenador sino más bien todo lo contrario, acortarla de una buena patada...

Grafía 8: that's all, folks (por terminar)

Y esto soy yo más o menos. O tal vez sólo han sido mentiras a medias, o verdades como codos; o a lo mejor es lo que me gustaría ser en el futuro, o puede incluso que sea yo a trazos tomando trozos de otra persona que no soy yo y de cuya vida me he apropiado, chi lo sa...Lo que soy yo sólo lo sabe el verso que va a morir a tus labios (vaya, termino como empiezo, plagiando...y nada menos q a L.M. Panero)


LA TRISTEZA DE NO SER POETA

Yo que fui ciudadano de ningún mundo

y conocí la ciencia

de las tristezas,

yo que acaricié el veneno

de las metáforas y apreté mis versos

para disparar al diablo

de la cobardía,

confieso ahora que quise ser amigo de los poetas

por no poder ser uno de ellos.

No hay comentarios: