lunes, 22 de diciembre de 2008

Francisco Onieva

Nace en Córdoba en 1976.

Es profesor de Lengua Castellana y Literatura en el IES Antonio María Calero de Pozoblanco, donde reside.

Ha publicado diversos poemas en revistas como Renacimiento, Reloj de arena, Navalá o La hamaca de lona.

Su primer libro, Los lugares públicos, está en imprenta.

Con su segundo libro, primero publicado, Perímetro de la tarde, ha conseguido un accésit del Adonáis. Fue cofundador y codirector de la revista Zarisma y, en la actualidad, forma parte del consejo de redacción de la revista Cuzna.

Además, de la vertiente creativa, ha publicado diversos estudios sobre Rivas, Alberti, Unamuno, Teresa de Jesús, Onetti, Borges, Quevedo, Bécquer, Aleixandre, Cernuda, Cervantes...

Ha coordinado, igualmente, un volumen colectivo titulado Palabra compartida.


EL CENTRO DE LA PIEDRA

El agua – compasiva, nueva y justa –
cae con precisión por fin
sobre el lentisco.
Entre su vertical existencia,
la luz secreta y frágil
de un sol primero
mide la masa exacta
de cada ser.
Su claridad acuosa
muestra la intimidad
de lo que nos rodea.

La piedra ocupa el sitio de la piedra.
Como río discurre el río
y los pájaros se guarecen
como pájaros,
hechos ovillos de silencio y espera,
bajo un árbol
que tiene aspecto de árbol.

La humedad de los días invernales
va acercándonos a la transparencia
olvidada del mundo
y nos confirma
las razones del agua
que cae más allá
del centro de la piedra
desnuda.

Posted by Picasa

No hay comentarios: